Hombre admitió que mató con un cuchillo a una adolescente en Estelí

Elvin José Blandino Fernández, admitió en los juzgados de Estelí que asesinó a su cónyuge Indira Esperanza García Canales, de 17 años, tras propinarle al menos once cuchilladas cuando la víctima amamantaba a su bebé.

Luego de que el femicida admitió los hechos, la Jueza de Distrito Especializada en Violencia, Lesbia Malena Tinoco Castellano, dio por anticipada la clausura del juicio y programó la audiencia especial de debate de sentencia para el 12 de febrero próximo a las 10:30 a.m.

La representante del Ministerio Público solicitó a la jueza Tinoco, la aplicación de la pena máxima en contra de Blandino Fernández, la cual es de treinta años de prisión, pues considera que el crimen fue planificado días antes de ocurridos los hechos y además que el victimario actuó con alevosía y ventaja.

Harold Abdel García, padre de la víctima, indicó que el reo admitió la acusación en busca de una rebaja de la condena, no obstante, advirtió que la familia no descansará hasta que reciba la pena máxima por el asesinato de su hija.

La señora Indira María Canales, madre de la víctima, comentó que Blandino Fernández “es una persona llena de odio interior y de maldad”, ya que daba maltrato físico y psicológico a su hija, sin importar que juntos procrearan un bebé de 18 meses.

Según Canales, el hombre esperaba que toda la familia de la muchacha se durmiera para golpearla y decirle groserías, a la vez que la amenazaba con matarla si le contaba a sus progenitores y a sus tres hermanas.
La defensa de Blandino Fernández solicitó un peritaje psiquiátrico al detenido, expresando que el reo tiene problemas mentales.

“Nada de eso tiene, lo que pasa es que es de doble moral y lleno de mezquindad, ya que nunca estuvo de acuerda que mi hija se preparara académicamente”, alegó la madre de la víctima.

Según la acusación del Ministerio Público, los hechos sucedieron en la comunidad Tomabú, al norte de La Trinidad-Estelí, aproximadamente a las 9:30 p.m. del 7 de noviembre del año pasado.

Blandino Fernández hizo uso de un cuchillo de cocina, para cometer el crimen, justo al momento cuando su cónyuge amamantaba a su hijo de 18 meses. Máximo Rugama/END



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *