Homenajes a víctimas de las protestas durante el día de los difuntos.

Los nicaragüenses acudieron hoy desde temprano a los cementerios, para conmemorar con sus seres queridos el día de los difuntos que Nicaragua celebra cada 2 de noviembre.

Cientos de familias amanecieron comprando flores en las calles aledañas a los cementerios, sin embargo otras no podrán visitar las tumbas de sus seres queridos, quienes perdieron la vida durante las protestas debido a que han tenido que abandonar el país ante amenazas e intimidación.

También fue notoria la presencia de policías fuertemente armados no solo en los cementerios, sino también en las calles.

Familiares de Orlando Francisco Pérez Corrales y Franco Valdivia Machado, quienes perdieron la vida en Estelí llevan adornos florales y serenatas a sus tumbas.

En el caso de Orlando Francisco Pérez su madre no pudo poder visitar su tumba este día de los muertos debido a que tuvo que abandonar el país, tras constantes amenazas recibidas.

Por su parte Juan Santiago Valdivia, padre de Franco Valdivia, se alistó desde muy tempanas horas de este viernes y una serenata con la música que le gustaba a su hijo. También asistieron la mamá, la esposa y la hija de Franco.

Mientras que el padre de Dodanim Castilblanco, don Amado Castilblanco visitó la tumba de su hijo en el cementerio Campos de Paz, quien con mucho dolor manifestó mucha impotencia de no poder hacer nada, ya que las investigaciones del caso de su hijo no avanzan.

También familiares de Cruz Alberto Obregón colocaron ofrendas florales en su tumba en la comunidad El Regadío.

Tanto Dodanim Jared Castilblanco y Cruz Alberto Obregón fueron asesinados la noche del 30 de Mayo, mientras que Franco Valdivia y Orlando Pérez fueron asesinados la noche del viernes 20 de abril.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *