La CIDH lamenta la muerte de un manifestante en Nicaragua

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamentó hoy el asesinato del manifestante opositor en Nicaragua Denis Madriz, cuyo cuerpo apareció con un impacto de escopeta cinco días después de su desaparición.

“La CIDH lamenta profundamente su muerte y recuerda la obligación del Estado de #Nicaragua, especialmente con las víctimas, de administrar justicia, buscar la verdad y establecer responsabilidades por este y otros hechos de violencia, en un proceso oportuno e imparcial”, señaló ese ente, adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA), en un tuit.

La CIDH indicó que la información pública “da cuenta de la muerte por heridas de arma de fuego de Denis Madriz” y que, según señala su familia, el joven se encontraba desaparecido desde el sábado 29 de septiembre.

La Policía de Nicaragua informó hoy que capturó a dos sospechosos del asesinato del manifestante opositor.

La Policía señaló como sospechoso del crimen a Israel Augusto Madrigal Vallecillo, de 23 años, y a Walter José López Martínez, de 36.

Madriz, un joven de 28 años que no ocultaba su oposición al presidente Daniel Ortega, había desaparecido el sábado pasado y su cuerpo apareció en el Instituto de Medicina Legal (IML).

La mamá del manifestante, Ada Olivas, afirmó que las autoridades le dijeron que “falleció en una cirugía en el hospital, pero tiene dos balazos de escopeta”.

La Policía nicaragüense, que confirmó este jueves la versión de los disparos, resaltó que inició investigaciones por petición de Olivas, quien contradijo la versión al decir que fueron las autoridades policiales las que ofrecieron “ayuda”, misma que rechazó, insistió a los periodistas, durante el entierro.

“No quiero saber nada de la Policía”, dijo la madre de la víctima.

Los familiares de Madriz y el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CPDH) creen que el asesinato se debe a “la represión del Gobierno hacia los ciudadanos que no comparten su ideología”.

En junio pasado el joven, un vendedor de materiales escolares de 28 años, denunció en sus redes sociales ser víctima de acoso por parte de grupos oficialistas, a quienes responsabilizó por si era agredido.

“A mi casa pasaron (personas) tomándole foto (en) una Hilux (camioneta). Si a alguien de mi familia o a mí me pasa algo, hago responsable al CPC (Consejos del Poder Ciudadano, grupo oficialista) de mi cuadra”, denunció la víctima.

La muerte de Madriz ocurrió en medio de una crisis que ha dejado entre 322 y 512 fallecidos desde el estallido social de abril, y más de 300 “presos políticos”, según organizaciones humanitarias locales y extranjeras, mientras el Gobierno reconoce 199 muertes y 200 reos “por golpistas”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *