Daniel Ortega ordena la salida de Misión de la ONU en Nicaragua.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ordenó la salida de los representantes de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas (Oacnudh) de Nicaragua.

A través de cancillería el gobierno giró invitación a la Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, con el propósito de que diera acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguridad creada en el marco del Diálogo Nacional, con el fin de asegurar el desmantelamiento de los tranques.

Por lo tanto, considerando que han cesado las razones, causas y condiciones que dieron origen a dicha invitación, ese Ministerio comunicó que da por concluida la invitación y finalizada la visita a partir del 30 de agosto de 2018.

La Misión de OACNUDH comunicó que se retiran del país mañana sábado 1 de septiembre.

La reacción del Gobierno se da dos días después de la presentación del informe de la Oacnudh sobre la crisis en Nicaragua, el cual deja denuncia las medidas de represión que se extendieron de las calles a los tribunales durante cuatro meses de protestas.

El informe también denuncia “la grave crisis de Derechos Humanos desde inicios de la protesta”, que comenzaron el pasado 18 de abril, que “se ha caracterizado por múltiples formas de violencia y de represión, que ha dejado al menos 300 muertos y 2.000 heridos o afectados”.

Asimismo, advierte que el Gobierno no ha reconocido ninguna responsabilidad por actos ilícitos o indebidos, sino que ha culpado a otros de la “violencia golpista”.

En su informe, la Acnudh recomienda al Estado poner fin al hostigamiento, intimidación y criminalización de las personas asociadas a las protestas, desmantelar y desarmar a los elementos armados progubernamentales, parar las detenciones arbitrarias, y liberar a los manifestantes que se encuentran detenidos.

Además, describió detenciones ilegales, torturas y la celebración de juicios a puertas cerradas. Médicos, profesores y jueces que se mostraron críticos o protestaron fueron cesados de su trabajo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *