EEUU sancionó con Ley Magnitsky a tres funcionarios de Nicaragua.

Estados Unidos anunció hoy que aplicó la Ley Magnitsky al jefe policial Francisco Díaz, al tesorero del FSLN, Francisco López y al secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno.

En la declaración, el Departamento del Tesoro de los EEUU condenó la violencia de la que responsabilizó a las fuerzas de seguridad, citando las golpizas de periodistas, los ataques contra la televisión local y las estaciones de radio, y los ataques a madres que lloran la muerte de sus hijos.

Como resultado de las acciones de hoy, quedan bloqueados todos los bienes o toda participación en bienes de aquellos designados, dentro de la jurisdicción de los EE.UU. Además, a los estadounidenses se les prohíbe, en general, realizar transacciones con personas bloqueadas, incluidas entidades que pertenecen o que están controladas por personas designadas.

Bajo el mando de Francisco Javier Díaz Madriz, la Policía Nacional de Nicaragua ha participado en graves abusos de los derechos humanos contra el pueblo de Nicaragua. Fidel Antonio Moreno Briones ha dirigido actos de violencia cometidos por la Juventud Sandinista y grupos armados progubernamentales que han sido implicados en numerosos abusos contra los derechos humanos relacionados con las protestas en curso contra el gobierno nicaragüense. José Francisco López Centeno es el vicepresidente de ALBANISA, presidente de Petronic y tesorero del partido gobernante FSLN, y ha sido acusado de utilizar su posición en beneficio propio y el de su familia, al usar compañías de su propiedad para ganar contratos con el gobierno.

El anuncio de las sanciones de hoy, más anteriores y continuadas revocaciones de visas, demuestra que Estados Unidos expondrá y hará rendir cuentas a los responsables de la campaña continua de violencia e intimidación del gobierno nicaragüense contra su pueblo.

Estas acciones deben terminar. Apoyamos los esfuerzos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua para avanzar en las negociaciones con el fin de resolver la crisis e instamos a la plena implementación del acuerdo de Diálogo Nacional sobre derechos humanos del 15 de junio como un componente fundamental. Los Estados Unidos también apoya la petición de elecciones anticipadas, libres, justas y transparentes. Continuaremos monitoreando de cerca la situación y tomaremos medidas adicionales cuando los acontecimientos lo justifiquen.

Nicaragua está sumida en una crisis política de tres meses de duración en la que han muerto más de 300 personas en protestas,la crisis estalló el gobierno decretó una reforma del sistema de seguridad social que redujo los beneficios y aumentó los impuestos, pero desde entonces se transformó en ua rebelión contra el gobierno.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *