Economía de Nicaragua crecerá solo un 1,7 por ciento.

El Banco Central de Nicaragua redujo hoy del 4,5 al 1 por ciento su previsión de crecimiento de la economía este año debido a la crisis sociopolítica que vive desde el pasado 18 de abril, la más sangrienta desde 1980.

La previsión previa al conflicto estimaba un crecimiento de entre un 4,5 y un 5 por ciento, con una inflación del 5,5 al 6,5 por ciento, explicó el presidente del banco emisor, Ovidio Reyes, a medios oficiales.

Con dicha modificación también subió el pronóstico de inflación para 2018 a un rango entre un 6,5 y un 7 por ciento.

Reyes detalló que hasta el momento la economía nicaragüense ha registrado pérdidas de 430 millones de dólares.

“El sector turístico ha sido el más afectado, con una pérdida de 231 millones de dólares”, puntualizó.

El Gobierno había estimado captar 924 millones de dólares en ingresos por turismo en 2018, sin embargo como consecuencia de la crisis ese indicador ha bajado a 623 millones, agregó Reyes.

El turismo internacional dejó a Nicaragua ingresos por valor de 700 millones de dólares en 2017, un 9 por ciento más que en 2016, según cifras oficiales.

Según la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, (Funides), la economía de Nicaragua crecerá un 1,7 por ciento en 2018 en el mejor de los escenarios con la crisis sociopolítica actual.

También estima que “a la fecha 215 mil personas han perdido su empleo”, principalmente en actividades relacionadas con el turismo, comercio y construcción. La pérdida de empleos en estos tres sectores “representa el 77 por ciento del total de empleos perdidos”, dice el informe Impacto Económico de los Conflictos Sociales en Nicaragua para 2018.

Nicaragua logró un crecimiento del producto interior bruto (PIB) del 4,9 por ciento en 2017, con una inflación del 5,68 por ciento, según el Banco Central.

La última vez que la economía nicaragüense se contrajo fue durante la crisis mundial en 2009, y antes de la crisis se tenía previsto que este año el PIB creciera alrededor de 4.9 por ciento.

En el 2009, el único año en que ha caído de la economía de Nicaragua desde que Daniel Ortega llegó al poder en 2007, el Producto Interno Bruto se redujo 3.3 por ciento esto como consecuencia del impacto de la crisis económica mundial, una de las peores desde la Gran Depresión en 1929.

Nicaragua atraviesa desde hace más de dos meses la crisis más sangrienta desde 1980, también con Daniel Ortega como presidente.

Al menos 285 personas han muerto, 2.500 han resultado heridas, 156 desaparecidas y 46 han quedado lisiadas de forma permanente en Nicaragua debido a la represión del Gobierno, según un informe difundido por la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *