Nicaragua vuelve a diálogo tras día de paro y violencia en las calles.

El gobierno de Daniel Ortega y la oposición en Nicaragua regresan este viernes a la mesa de diálogo, al día siguiente de una jornada de paralización nacional y violentos enfrentamientos que elevaron a 162 el número de muertos en dos meses de protestas.

Al menos cuatro personas murieron el jueves en ataques armados de paramilitares y bandas progubernamentales contra las barricadas de manifestantes en León, Nagarote, Managua, y Masatepe, indicó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Los obispos católicos, mediadores en el diálogo nacional, convocaron al gobierno y la alianza opositora a volver a la mesa de diálogo para dar a conocer su propuesta de democratización del país y la respuesta del presidente Ortega.

La cita está programada para las diez de la mañana de hoy viernes en Managua.

En la reunión “estaremos dando a conocer a la comunidad nacional e internacional, la propuesta que presentamos al Señor presidente y la carta que él nos ha enviado con su planteamiento”, indicaron los obispos católicos en un comunicado el miércoles pasado.

Los jerarcas católicos habían suspendido el diálogo tras la brutal represión contra las manifestaciones por el día de las madres, el 30 de mayo pasado, que dejó 16 muertos en varias ciudades.

– Paro contundente –

El paro del jueves fue de aproximadamente de un 90% en Managua y en departamentos como Masaya, Granada, Matagalpa, Estelí, Nueva Segovia, León y Río San Juan.

En las calles hubo poco tráfico, los comercios y empresas privadas no trabajaron, mientras que las oficinas públicas cerraron temprano.

El paro de 24 horas fue convocado el martes por la opositora Alianza Nacional por la Justicia y la Democracia, que agrupa a empresarios, estudiantes y sectores de la sociedad civil.

En medio del paro, grupos paramilitares dispararon contra manifestantes que resguardaban barricadas en las ciudades de Nagarote, Tipitapa, Masatepe y León, causando al menos cuatro muertos y varios heridos, confirmó a la AFP el Cenidh, que contabilizó hasta el jueves 162 muertos.

Una de las víctimas fue el monaguillo Sandor Manuel Dolmus, de 15 años, de la catedral de León, quien murió de un impacto de bala en el pecho en los enfrentamientos en la ciudad.Mientras que el joven Agustín Ezequiel Mendoza, de 22 años, murió por impactos de bala cuando filmaba una marcha convocada por mujeres en el barrio Orontes Centeno, en Tipitapa.

También se produjeron choques en las ciudades de Jinotepe, Diriamba, Nindirí y tiroteos en la madrugada y hacia el anochecer en Managua.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *