Más muertos por enfrentamientos en Nicaragua.

El ambiente de tensión creció hoy en Nicaragua tras un fin de semana sangriento, en el que los organismos humanitarios reportaron la muerte de varias personas en enfrentamientos violentos.

Las calles de las principales ciudades de Nicaragua muestran menos vigor que hace dos meses, debido a los enfrentamientos entre civiles y la Policía Nacional.

En Masaya, donde se han presentado los mayores enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del Gobierno, los habitantes también denunciaron que son vigilados con drones.

Las víctimas del sábado son Junior Gaitán, de 15 años, Donald López, de 27, Rigoberto Carballo, de 28, Eduardo López, de 37 años, y una persona que aún no ha sido identificada.

Al menos cinco personas (cuatro civiles y un antimotín) murieron el domingo y la madrugada de hoy lunes durante un ataque armado en Masaya, elevándose a 10 la cifra de muertos este fin de semana en Masaya,según informó ANPDH,

Entre los fallecidos de este domingo está un civil que corresponde a Carlos Erick Lopez López, de 22 años, profesor de del municipio de Niquinohomo, quien falleció en el área de Cruz Roja de Masaya, camino hacia el Colegio Salesiano de Masaya y un policía que fue identificado como José Abraham Martínez, de 22 años de edad, dijo a periodistas el secretario ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva Sánchez.

En Managua la actividad comercial es notablemente menor, algunas de las grandes tiendas en centros comerciales han cerrado sus puertas o reducido sus horarios, mientras que los mercados son menos visitados.

Las terminales de autobuses intermunicipales e interdepartamentales están menos frecuentadas, debido a los bloqueos de carreteras en toda Nicaragua.

En las redes sociales las personas cruzan mensajes sobre salir lo menos posible a la calle por temor a ser detenidos por policías o ser víctimas de asaltantes que se aprovechan de que el Gobierno nicaragüense en este momento no garantiza la seguridad de la población.

A la vez, en Nicaragua crece la expectativa sobre el apoyo que pueda salir de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y que sirva de presión para que el presidente Daniel Ortega detenga la represión violenta contra la población.

Nicaragua cumple hoy 48 días de una crisis sociopolítica que ha dejado más de 108 muertos durante protestas contra Ortega, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH).



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *