Admiten acusación contra sospechosos de asesinato de dos mujeres en Jalapa.

Admiten acusación contra tres sospechosos de haber participado en la muerte de dos mujeres en la comunidad Buena Vista del Cañón, Jalapa, Nueva Segovia.

Los procesados son: Óscar Ruiz García, de 36; Deymar Wilfredo Vallecillo Alegría, de 25 alias Racista o El Perro y Jared Moncada Moncada, de 27 años.

Un cuarto elemento estaría involucrado pero por tratarse de un menor de edad en las próximas horas estaría siendo presentado en un Juzgado de Adolescentes. Sus iniciales corresponden a L.M.R.

La relación de hechos por el Ministerio Público, establece que el destino fatal de las mujeres inició el 23 de febrero en horas de la noche.

Vallecillo Alegría, Moncada y tres desconocidos más interceptaron el paso de Mario Pérez Rivas, de 41 años y lo intimidaron con un arma y una “cutacha”.

Lo obligaron a que los llevara hasta su propiedad, en Buena Vista del Cañón. Al llegar al sitio, los delincuentes encontraron al joven Wilson Cárdenas Ávila, de 22 años, lavando una motocicleta.

Vallecillo Alegría se le acercó por la espalda a Cárdenas y le colocó un arma, luego le ordenó que ingresara a la vivienda.

Minutos después, la esposa de este, Zeydi (Zeyling) Zamora González, de 17 años, también entró. Dos de los desconocidos la escoltaban armados con machetes. El acusado Moncada no ingresó, pero se encargó de vigilar por si llegaba alguien.

Según la Fiscalía, lo que sucedió después es que Deymar Vallecillo y dos de los desconocidos violaron a la joven Zamora.

Posterior a esto, los delincuentes obligaron al joven Cárdenas Ávila a que los llevara a casa de su papá, Efraín Cárdenas Flores.

Bajo amenazas, la víctima los llevó. Estando en la propiedad de Efraín Cárdenas, quien es cafetalero, los delincuentes amenazaron con matarlo si no recibían una fuerte suma de dinero.

El productor accedió y los sujetos se retiraron con 70 mil córdobas, un rifle y una pistola calibre 38. Los afectados denunciaron el caso y la víctima Zeydi Zamora González reconoció a Vallecillo Alegría como el sujeto que la violó. Pero la Policía no lo capturó.

De acuerdo con la Fiscalía, el 18 de marzo Óscar Ruiz García y su hijo, el adolescente L.M.R. buscaron a Vallecillo y le ofrecieron una fuerte suma de dinero para que asesinara a Efraín Cárdenas Flores y toda su familia.

Los razones, según la Fiscalía, es que Ruiz le debía 110 mil córdobas a Cárdenas. La otra razón es que estaba molesto. En la denuncia que hicieron los Cárdenas en la Policía, supuestamente involucraron a L.M.R. en el robo y la violación que sufrió la joven Zeydi Zamora González.

Al siguiente día de haberse reunido, Ruiz García y su hijo verificaron que las mujeres estuvieran solas y al confirmar que sí lo estaban, informaron a Vallecillo, quien ingresó a la propiedad junto con el adolescente.

Para intimidar a las víctimas, hicieron un disparo a la pared. Luego Vallecillo ordenó a la joven que se colocara de rodillas. Una vez que lo hizo, le disparó a quemarropa en la cabeza.

A Jamilteh Ávila, esposa de don Efraín, la sentaron en una silla y después le dispararon también a la cabeza. Para borrar las evidencias, rodearon sus cuerpos con ropa y le prendieron fuego. El calor provocó que un envase con 20 litros de gasolina que había en la propiedad, combustionara.

Deymar Vallecillo fue acusado de asesinato, secuestro, robo agravado y lesiones psicológicas. Mientras que Jared Moncada es procesado por secuestro y robo agravado.El autor intelectual, Óscar Ruiz, es acusado de asesinato.

La audiencia contra los sospechosos se desarrolló en el Juzgado Segundo Distrito Especializado en Violencia, a cargo de la juez Aleyda Irías. La juez admitió la acusación.

Ordenó que permanezcan en prisión preventiva y programó la audiencia inicial para el próximo 12 de abril.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *