Secuestradora de niño llevaba la contabilidad de la familia en Chinandega.

Una de las secuestradoras de un niño en Chinandega, Maybell Junieth Baltodano Hernández, era una amiga de la familia y quien les llevó la contabilidad de los negocios, confirmaron hoy varias personas.

“Luvys Baca (madre del niño) y Maybell Baltodano se conocieron cuando estudiaron la secundaria en el Colegio Mercantil de Occidente y fueron juntas a la universidad”, dijo una fuente.

Además, la secuestradora habría llevado durante seis meses la contabilidad del negocio familiar de los Osejo Baca, el año pasado.

“Ambos están consternados con los resultados de la conferencia”, dijo, por su parte, Gladys Escalante, abuela del niño Arístides Antonio Osejo Baca, quien fue secuestrado por seis horas el pasado viernes.

La Policía todavía tiene a otras dos personas detenidas, de las cuales no se dio a conocer su identidad, entre ellas uno que se llama Roberto, un supuesto agente de seguros con quien Maybell comparte su vida.

El hecho ocurrió en el barrio El Rosario, de donde fue El Club Edén cuatro cuadras al oeste y cuadra y media al sur. El niño viajaba en un triciclo, e iba acompañado de la asistente del hogar Yelba Auxiliadora Zepeda, 27 años, venia procedente del colegio Portal de Belén, e iban con destino a su casa de habitación.

“El Triciclo fue interceptado por el automóvil marca Hyundai EON, color blanco, sin placa. Y a través del trabajo investigativo policial, se identificó al conductor Magdiel Pérez, que iba acompañado de Maybell, y con el rostro cubierto con capucha oscura y pistola en mano, intimidó a Yelba Auxiliadora, arrebatando al niño de sus brazos, se subió al vehículo y se dio a la fuga”, detalló el Jefe Policial Díaz.

Indicó que Maybell ocultó al niño en casa de un familiar, en el reparto La Florida, mientras Magdiel se trasladó a Managua a entregar el automóvil utilizado para la comisión del delito, que fuera rentado a una empresa de Rent a Car.

Tras una loable labor de investigación e inteligencia policial, se dio con el paradero del niño horas después de haber sido secuestrado.

“Nuestro trabajo fue enfocado en: la búsqueda y circulado de sospechosos y vehículo, esto gracias a las características físicas y de vestimenta, se realizó la elaboración del Retrato Hablado, alerta a puestos de control de fronteras, ubicación y entrevista de seis testigos en la ruta utilizada por los delincuentes y reconocimiento de personas y vehículo”, puntualizó Díaz.

Además se realizó inspección del lugar del hecho y ruta de escape de los secuestradores, con la aplicación de la Técnica Canina en la escena del hecho y ruta, “se aplicó la Técnica en ropa del niño para identificar a secuestradores, resultando positivo en el caso Maybell Baltodano”, mencionó el Sub Director General.

La captura de Magdiel se realizó en la misma ciudad de Chinandega, se ocupó e inspeccionó el vehículo que si está legalizado con placa M-253-015 de la empresa L. Rent a Car, a los detenidos se les ocupó dos teléfonos celulares, y se ejecutó la reconstrucción de la ruta utilizada por los secuestradores.

“A través de información se ubicó y allanó casa de habitación de familiares Maybell Baltodano, rescatando al niño de iniciales A.A.O.B. en barrio La Florida, quien luego después fue entregado a sus padres”, señaló el Jefe Policial.
secuestradora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *