Sustituyen medida cautelar a favor de acusado de matar a su primo.

La juez de Distrito Penal de Juicios, doctora Elizabeth Corea Morales sustituyó la medida cautelar a favor de Francisco Ramón Bellorín Vílchez de 52 años,acusado del presunto delito de asesinato en perjuicio de su primo Mario Josué Hoyes Bellorín de 37 años, al que el tres de abril de este año fue privado de la vida de cuatro balazos en una de las calles del barrio los Ángeles de la ciudad de Estelí.

La judicial sustituyó la prisión preventiva por presentación periódica de lunes a viernes a petición de su defensor técnico Mauricio Peralta tras alegar que Bellorín Vílchez llevaba cinco meses de estar detenido incluyendo 23 días más que solicitó para la incorporación de nuevos elementos de pruebas. Así mismo alegó que se tomará en cuenta que no existe peligro de evasión de su defendido porque después de hecho se entregó de forma voluntaria a las autoridades.

El Código Penal Nicaragüense establece que con reo detenido el plazo máximo es de 3 meses para determinar la inocencia o culpabilidad de los acusados.

Por ello, el abogado Mauricio Peralta solicitó el cambio de medidas, para lo cual ofreció como fiadores con sus respectivas escrituras de sus bienes a su padre Orlando Bellorín Osorio y a su hermana Esther Bellorín, a quienes a petición del fiscal del Ministerio Público Carlos Salazar, se les impuso una caución económica de 50 mil córdobas a cada uno, para que garanticen la presencia al juicio del acusado.

Para el cambio de la medida cautelar, la Juez de Distrito Penal de Juicios, doctora Alma Pino Irías, impuso a Francisco Ramón Bellorín varias medidas de prohibición y entre estás están que no podrá salir del país, mantenerse en su domicilio bajo la custodia y vigilancia de su madre, abstenerse de visitar bares, plazas, parques y otros lugares públicos, de establecer comunicación con personas inmersas en el proceso judicial, si puede trabajar siempre y cuando no sea fuera del municipio.

Con la resolución fue adoptada la mañana de este miércoles, después que el juicio se interrumpiera por inasistencia de los jurados que habían sido citado, por lo que se fijó para iniciarse de nuevo el primero de diciembre a las 9 y 30 de la mañana, fecha en la que se determinará si Francisco Ramón Bellorín Vílchez es culpable o no, del delito de asesinato en perjuicio de su primo Mario Josué Hoyes Bellorín..

Según conocimos en cumplimiento a una orden judicial, Francisco Ramón Bellorín Vílchez fue puesto en libertad a las 4 de la tarde de este miércoles y posteriormente fue trasladado a casa de sus padres quienes al igual que sus hermanos y otros parientes dieron gracias a Dios por escuchar sus oraciones, al tiempo que se comprometieron a velar por el cumplimiento de las medidas adoptadas por la Juez de Distrito Penal de Juicios, doctora Elizabeth Corea Morales.

La acusación presentada por el Ministerio Público, revela que el día de los hechos, Francisco Ramón Bellorín le asestó un balazo en la frente y tres más por la espalda tras una fuerte discusión y después que supuestamente, el ahora fallecido lo retara para que lo matara.

La médico Forense Carla Rosales determinó que producto de los balazos Mario Josué Hoyes sufrió heridas en el rostro, cuello, tráquea, esófago, brazo derecho y cerca de la axila que le causaron la muerte de forma instantánea producto de una hemorragia masiva más asfixia.

Aunque en la acusación no se habla de los móviles del hecho, se conoció desde un inicio que Francisco Ramón Bellorín Vílchez mató a su primo Mario Josué Hoyes Bellorin en un acto de venganza porque en vida abusó de su hija cuando apenas tenía once años, abusos que mantuvo por cuatro años hasta dejarla embarazada.

La adolescente que había sido rescatada después del hecho dio a luz un bebé que ahora tiene más de cuatro meses y está bajo la tutela de sus abuelos paternos.

Como elementos de convicción el Ministerio Público, presentará pruebas testimoniales de María Isabel Rivera Bellorín, Juan Ruiz Ruiz, Ismael de Jesús Figueroa González, María Elvia Osorio y el Teniente de la Policía Nacional Santos Eddy Castillo, actas de reconocimientos de fotografías realizada al testigo Juan Ruiz Ruiz quien reconoció al presunto autor, peritos policiales así como el dictamen médico legal Post morten realizado a la víctima , vestimenta con machas hemáticas del hoy occiso, casquillos y otras pruebas periciales y documentales.

El próximo 1 de diciembre se determinará el veredicto de culpabilidad o No culpabilidad por un jurado de conciencia .

Reporte: Isidora Acuña/Liberación La Tayacana.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *