Remiten a juicio contra los acusados de asesinar a comerciante.

El Juez Décimo Penal de Audiencias,Doctor Carlos Solís remitió a juicio oral y público a los cuatro sujetos que están siendo señalados de participar en el secuestro y posterior asesinato del comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar, el pasado 4 de septiembre.

“Los actos investigativos realizados en el presente asunto, pruebas periciales y otros elementos de convicción ofrecidos, establecen los indicios racionales suficientes para llevar a juicio oral y público a los acusados, razón por la cual elevo las presentes diligencias a juicio oral y público”, dijo Solís, al anunciar su decisión sustentada en las pruebas presentadas por el Ministerio Público.

La audiencia inicial de este caso se realizó en la sala 9 de los Juzgados de Managua, contra los detenidos Roberto José Miranda Martínez, Miguel Valentín Suazo Valdés, Wiston Joel Loaísiga Requene y Juan Marcelino Calderón Navas, los que estaban fuertemente custodiados por agentes policiales.

Durante la audiencia, los abogados defensores solicitaron al judicial desestimar las acusaciones y anular el proceso, igualmente pidieron la libertad de los señalados, argumentando que las pruebas presentadas por la fiscal Fabiola Mendoza, son insuficientes.

Mendoza afirmó que cuentan con 30 testigos y abundantes pruebas documentales, que certificarán las acusaciones contra los detenidos y otros que se encuentran prófugos. Pidió al judicial que mantengan la prisión preventiva contra los acusados.

El abogado acusador José Manuel Urbina Lara, se adhirió a la acusación del Ministerio Público y solicitó al juez que ordene captura a través de Interpol para los que se encuentran prófugos de la justicia.

La esposa del comerciante asesinado Belkis Chang Morales, pidió al judicial que se haga justicia en este caso, indicando que no está convencida que el móvil del crimen, sean los 40 mil córdobas que supuestamente robaron los acusados.

Durante la audiencia inicial la fiscal Mendoza, realizó el intercambio de pruebas y volvió a relatar la forma cómo el comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar fue secuestrado el 4 de septiembre, horas después fue asesinado a machetazos y enterrado en una fosa en una finca de Esquípulas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *