Juicio contra pobladora de Condega acusada de homicidio en perjuicio de su cónyuge.

A las diez de la mañana del viernes último inició el juicio oral y público contra Lety Aminta Olivas Montoya de 29 años acusada del presunto delito de homicidio en perjuicio de su cónyuge Auner Josué Bustamante de 25 años al que ultimó de una estocada a la altura del ombligo, hecho ocurrido la noche del 29 de abril de este año en el barrio El Esfuerzo número dos de Condega.

El juicio a cargo de la Juez de Distrito Penal de Juicios Doctora Elizabeth Corea Morales fue suspendido y reprogramado para los días 5 y 6 de octubre a petición del Fiscal del Ministerio Público Carlos Salazar quien manifestó que los testigos citados no comparecieron.

El Fiscal Auxiliar del Ministerio Público mediante la narración de los hechos asegura que con las pruebas que presentará en Juicio Oral y Público demostrará que Lety Aminta Olivas Montoya de 29 años fue quien privó de la vida a su cónyuge Auner Josué Rugama Bustamante de 25 años al asestarle una estocada a la altura del ombligo, hecho ocurrido entre las diez y once de la noche del 19 de abril de este año en el barrio El Esfuerzo número dos de Condega, departamento de Estelí.

Agrega que este hecho ocurre cuando Auner Josué Rugama Bustamante después de discutir con la acusada tiró piedras sobre la vivienda y que una de ellas rosó la oreja izquierda de su hijastro Maynor Vílchez Olivas de 12 años por lo que su padre Carlos Vílchez llama a Lety Aminta Olivas Montoya para que vaya a resolver el problema por lo que ella armada de un cuchillo se dirigió donde estaba su agresor quien en dos ocasiones le dijo que el no le había hecho nada.

Sin embargo, según narró el Fiscal Auxiliar Carlos Sazalar, la ahora acusada Lety Aminta Olivas Montoya t después de tomar un cuchillo de la cocina se le acercó y aprovechando el estado de embriaguez le asestó la estocada de 3 centímetros de profundidad causándole hemorragia masiva al cortarle la aorta abdominal.

El Fiscal Auxiliar del Ministerio Público, Carlos Salazar manifestó que todo ello constituyen el delito de homicidio un hecho punible grave por lo que demostrará la participación de la autoría de la acusada mediante las pruebas testificales, documentales y periciales.

En ese sentido dijo que entre los testigos claves está Jackeline Rugama Bustamante hermana del fallecido y otros presenciales así como peritos policiales y del Instituto de Medicina Legal que con sus testimonios acreditará la participación de la acusada.

Es por ello que durante los alegatos de apertura solicitó a la Juez de Distrito Penal de Juicios, doctora Elizabeth Corea Morales emita un fallo de culpabilidad contra Lety Amonta Olivas Montoya.

Como primer testigo fue llamada al estrado la joven Jackeline Rugama Bustamante, hermana del ahora occiso la que después de ser juramentada dijo que por ser la persona más cercana fue quien denunció el hecho ocurrido la noche del 19 de abril de este año fue notificada por Carlos Vílchez de que su hermano Auner Josué Rugama Bustamente estaba en el hospital porque Laty Aminta lo había puñaleado después de discutir con él. Agregó que al llegar al hospital su hermano ya estaba muerto.

La defensora Pública Noamilche Velasquez durante los alegatos de apertura afirma que su estrategia de defensa será refutar las pruebas aportadas por el Ministerio Público con elementos de pruebas testificales, documentales y periciales que demostrarán la inocencia de Lety Aminta Olivas Montoya, acusada del presunto delito de homicidio de quien en vida fuera su cónyuge Auner Josué Rugama Bustamante.

Así mismo dijo que demostrará a la judicial que su representada inició una relación sentimental con Auner Josué Rugama Bustamante en agosto del año 2016 y la violencia a que fue sumergida para lo cual presentará a testigos que aseguran que la golpeaba dentro de su casa y le prohibía tener comunicación con sus vecinos y familiares.

DEFENSORA PÚBLICA SOLICITA DESDE YA FALLO DE NO CULPABILIDAD

La La defensora Pública Noamilche Velasquez también manifestó que demostrará que Lety Aminta Olivas Montoya el día de los hechos en ningún momento no llevaba dentro de su portafaja el cuchillo que se utilizó para cometer el crimen, sino que quien lo portaba el ahora fallecido.

Así mismo demostrará que el día de los hechos Auner Josué Rugama Bustamante se presentó a su casa a exigirle que le abriera la puerta y como no lo hizo atacó la casa a pedradas y una de ellas rosó en la parte de atrás de una de las orejas de su hijo mayor Maynor Eliud Vilchez Olivas cuando se dirigía a casa de su padre Carlos Vílchez el que le dice a la ahora acusada que vaya arreglar ese asunto por lo que ella en defensa salió para reclamarle y en el forcejeo le causó la herida sin saber que lo mataría.

Manifestó también que Lety Aminta Olivas Montoya en noviembre, enero al ser agredida por el ahora fallecido asi como el día de los hechos acudió a la Policía Nacional pero no le prestaron ningún auxilio sino que se presentaron hasta después de los hechos.

Así mismo asegura que después que la causó la herida pensando que estaba vivo y que la perseguiría se fue con sus hijos a refugiarse en su casa y cuando se entera que estaba muerto no escapó sino que se quedó en el lugar hasta que llegó la Policía Nacional.

Después de alegar lo anterior la defensora Pública Noamilche Velasquez, dijo que si bien es cierto que es un hecho punible grave solicitó a la Juez de Distrito Penal de Juicios, Doctora Elizabeth Corea Morales que considere las circunstancias que motivaron el hecho y los instrumentos nacionales e internacionales que protegen la vida de las mujeres y en base a eso emita un fallo de no culpabilidad.

Un fallo de no culpabilidad es lo que el señor Pedro Olivas Rivas espera a su hija quien fue acusada de casar la muerte de una estocada a la altura del ombligo a quien en vida fuera su cónyuge Auner Josué Rugama Bustamante de 25 años, hecho ocurrido la noche del 19 de abril en el barrio Esfuerzo número dos de Condega.

Expresa que debe haber un fallo de no culpabilidad porque su hija y su hijo sufrió supuestamente violencia por varios años de parte del ahora fallecido y lo que hizo fue actuar en legítima defensa de su vida y la de su hijo, de lo contrario ella hubiese sido la muerto y estuviera en el cementerio.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *