‘El Niño Costero’ desató su furia sobre Lima, Perú.

El fenómeno climático El Niño, que golpea desde hace semanas la costa de Perú, desató su furia sobre Lima dejando este viernes (17 de marzo del 2017) miles de personas aisladas en barrios inundados por el desborde de ríos, carreteras cortadas y amenazando con que la capital se quede sin agua potable. Las fuertes lluvias, provocadas por el sobrecalentamiento de las aguas del océano Pacífico en el norte de Perú y la ausencia de vientos desde Ecuador, han causado desde enero al menos 65 muertos en todo el país, 72 115 damnificados y 567 551 afectados. Lima y sus 10 millones de habitantes amanecieron sumidos en un caos nunca visto por los aludes de piedras con lodo y la crecida de hasta cinco ríos.

El derrumbe de cerros también bloquearon tramos de la carretera central, la principal vía que conecta el centro del país con Lima, y destrozaron partes de la línea férrea por la que se trasladan los minerales de las minas al puerto del Callao. La minería es el motor de la economía peruana.

“Es una situación difícil, no hay duda, tenemos los recursos” para enfrentarla, dijo el presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien adelantó que evalúa declarar el estado de emergencia en más de 15 de los 43 distritos de Lima.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *