Seis de cada diez jóvenes trabajan en la informalidad en Nicaragua.

Al menos 6 de cada diez jóvenes en Nicaragua se dedican a una actividad económica, revela el Diagnóstico, Desempeño del eje 3 del Plan Nacional de Empleo y Trabajo Digno y Decente para la Juventudes de Nicaragua (Pnetddjn 2012-2016), realizado por Plataforma Nacional Juvenil.

Una de las conclusiones es que los jóvenes tienen empleo, el problema es la precariedad y la informalidad de los trabajos. Al menos 1,237,297, jóvenes entre 15 y 29 años forman parte de la Población Económicamente Activa (PEA), cita el estudio, sin embargo también señala que más del 70% del empleo en Nicaragua proviene de lugares donde no hay prestaciones, seguro social o aguinaldo para el trabajador.

Según Alexa Zamora, coordinadora nacional de Plataforma Nacional Juvenil y una de las investigadoras que participó en el diagnóstico, en Nicaragua la juventud se dedica más a trabajos de cuenta propia o labores donde un familiar, en algunos casos sin salario.

La investigación expone que de 1,237,297, jóvenes la mayoría eran empleados y obreros que se desempeñaban en fábricas o construcciones. Estos totalizaban 440,457.

En términos absolutos, los jóvenes empleados y obreros son la mayoría, sin embargo por segmentos la juventud trabajadora por cuenta propia son 212,328, los jornaleros y peones 178,273, los trabajadores familiares sin pago 371,897 y los no familiares sin pago 9,683.

Zamora explica que muchos de estos empleos no les brindan a los jóvenes un contrato formal, tampoco prestaciones sociales. De igual manera afirma que “la juventud es víctima de la tercerización de servicios que pretende desligar al empleador de las responsabilidades sociales como las prestaciones”.

Una de las posibles causas de este fenómeno es que el empleo formal, para los jóvenes es difícil en el sentido de que existe una disociación entre la demanda del mercado laboral y lo que se enseña en las universidades, considera la investigadora de Plataforma Nacional Juvenil.

Las consecuencias de que haya trabajo para los jóvenes, pero no formal son salarios bajos e insuficientes para sus necesidades, sostiene Zamora, quien afirma que la mayor preocupación debe estar en que muchos jóvenes no están contribuyendo con el seguro social, porque no cotizan y que es más difícil recaudar impuestos de personas que trabajan por cuenta propia, como vendedores eventuales.



Un comentario en “Seis de cada diez jóvenes trabajan en la informalidad en Nicaragua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *