Joven embarazada recibe 14 puñaladas y vive de milagro.

La joven Julissa Azucena Carvajal Montana, de 19 años, con dos meses de embarazo pide que se le aplique la justicia a cuatro mujeres que le propinaron 14 puñaladas en diferentes partes de su cuerpo.

Ayer le retiraron “las puntadas” de las heridas que inician a cicatrizarse originadas por un “pico de botella quebrada”.

El hecho ocurrió el pasado 12 de febrero, afuera del portón del bar “Atlantis”, ubicado en la carretera Bypass, en León, después de iniciar una discusión en el bar Mamagacha.

En un video que circula en las redes sociales se observa como las mujeres golpeaban y herían a la joven que pedía auxilio en presencia de varias personas, nadie les ayudó.

En el video se escuchan la voz de un hombre que le decía a una de las agresoras que se “desquitara”.

Según la víctima, una de las agresoras la insultó diciendo “perra”, de inmediato le reclamó por las ofensas en su contra e iniciaron la trifulca. Según la victima tres de cuatro mujeres están detenidas y el 27 de marzo está programada la audiencia inicial.

Eddy López Hernández



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *