Cirujano plástico David Páramo enfrenta juicio a puerta cerrada

La cobertura periodística al juicio del doctor David Páramo, acusado de homicidio imprudente en perjuicio de Lizandra Jarquín, ha sido obstaculizada, aunque no se sabe a ciencia cierta la causa, porque las partes han ofrecido distintas versiones.

Sin embargo, Karina Duarte, abogada del doctor David Páramo sostiene que ella ha pedido la presencia de los medios en el juicio, como se dio en las primeras audiencias, para que la población se entere de las “ilegalidades que hicieron en la auditoría médica; sin embargo la juez solo escucha a la Fiscalía”.

“Lo que pasa es que no quieren que escuchen las ilegalidades que hicieron en la auditoría médica, donde integraron a un cirujano plástico que no tiene cinco años de experiencia a como manda la normativa; apenas tiene año y medio”, dijo Duarte.

En un primer momento la fiscal Kenia Jirón solicitó a la judicial Iveth Pineda que retirara a los medios de comunicación a solicitud de los familiares de la víctima, por cuestiones de pudor, pues presentarían imágenes de la víctima desnuda.

Luego, en un receso concedido por la judicial, tanto Sandra González, mamá de Lizandra Jarquín, y el viudo Léster Rodríguez, negaron haber solicitado el juicio en privado y dijeron que la petición había sido de los médicos forenses que declararían “que hubo un mal entendido”, pero tampoco exigieron la presencia de los periodistas en el juicio después del receso.

Al final la juez Iveth Pineda dijo que ella tenía toda la potestad de sacar a los medios de comunicación de la audiencia de juicio y así lo hizo.

La paciente Lizandra Jarquín falleció después de que el procesado David Páramo le realizara una cirugía de liposucción y aumento de glúteos en junio pasado.

Después de la denuncia pública de la mamá de la víctima, el Ministerio de la Salud mandó a realizar una auditoría médica al expediente clínico de la paciente, en el que concluyó que el médico procesado había cometido “falta grave”, por haber incurrido en una serie de errores durante el procedimiento de la cirugía y de la valoración de la paciente y así lo sostuvo ayer en sus declaraciones el médico Carlos Jácamo, auditor del Minsa.

Sin embargo, el galeno al ser interrogado por la Fiscalía dijo que era un caso complejo, por eso la auditoría la realizan con la presencia de seis médicos, cada uno con su especialidad, pero luego ante la pregunta de la defensa de por qué no integraron a un médico cirujano de la Asociación de Cirujanos Plásticos del país, dijo que el caso no era complejo y no ameritaba convocar a un miembro de la Asociación Médica de Cirujanos Plásticos, como manda la normativa.

En la auditoría médica participó un cirujano plástico, un internista, un anestesiólogo, un especialista en Cuidados Intensivos, un especialista en Metodología y un auditor.

El cirujano plástico Luis Alberto Moreno fue quien participó en la auditoría médica de Páramo y pasó a declarar ayer. Según Karina Duarte, defensa de Páramo, este no debió participar en la auditoría, por no cumplir con requisitos establecidos por la misma normativa del Minsa, que dice que debe tener al menos cinco años de experiencia y apenas tiene un año y medio.

“Desde ese momento la auditoría debe quedar nula, porque fue violentada la Ley. Además, la Ley manda que a la auditoría sea llamado un médico especialista de la Asociación de Cirujanos Plásticos para que participe en dicho procedimiento y aquí simplemente no lo hicieron. Eso también es violatorio, quieren condenar a como sea, sin respetar leyes”, dijo Duarte, en un receso dado por la juez Pineda.

Los medios de comunicación no pudieron obtener la versión de los familiares de la víctima porque estos no salieron a los pasillos públicos, donde estaban los periodistas y cuando se trató de entrevistarlos en la sala en los momentos de receso, parte del personal del Juzgado se encargaba de expulsar a los medios y el guarda de seguridad de cerrar la puerta.

En los dos días de juicio han pasado al menos 19 testigos. Se desconoce la fecha de continuación del proceso.

Karina Duarte, abogada de David Páramo, aseguró que el dictamen forense también está incompleto porque solo se refieren a la liposucción y no al aumento de glúteos, para lo que su representado tenía que inyectar grasa. Además dice que habla de lesiones microscópicas, pero no especifica cuáles.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *