Hallazgo de un artefacto explosivo en Estelí.

En horas de la mañana de este lunes la Policía Nacional y el Ejército se hizo presente en los alrededores del cementerio San Francisco de Asís, luego de que pobladores del barrio Orlando Ochoa reportaran el hallazgo de una granada en el sector.

La granada de fragmentación F1 que permanecía en medio de unas plantas ya estaba desactivada porque ya no tenía el iniciador pero representaba un peligro porque si hubiese sido manipulada por un niño o persona adulta hubiera explotado.

Cuando se encuentra este tipo de explosivo se debe señalizar el lugar y no manipularlo porque podría causar una desgracia, dijo el teniente quien agregó que el artefacto una vez que se retira del lugar donde se encuentra se resguarda en un lugar seguro para luego destruirlo.

Al lugar se presentaron miembros del ejército de Nicaragua especialistas en la extracción y desactivación de artefactos explosivos.

Las autoridades recomiendan de que al encontrar un objeto extraño donde habiten lo mejor es no tocarlo, moverlo ni mucho menos, lanzarlo.

Asimismo recomiedan que debido a que un explosivo puede estar enmascarado en una bolsa, una caja, un papel o en cualquier otro envoltorio, los niños no deben recoger ni patear ningún objeto que encuentren en la calle.

Lo prudente es aislar el objeto sospechoso, retirarse del lugar y dar cuenta a las autoridades, para que personas expertas manipulen el objeto sin que nadie corra peligro.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *